Madrileña de 30 años. Del barrio de Moratalaz de toda la vida. Licenciada en Física por la UAM. Profesora de Física y Química en Secundaria, en este momento en la lista de interinas. Feminista, antifascista y anticapitalista. Fui parte de las movilizaciones de los años 2000 contra las reformas educativas del PP, el plan Bolonia y la invasión de Irak, entre otras. Estuve en Sol durante aquel punto de inflexión que supuso el 15M, así como en los Rodea el Congreso y las Marchas de la Dignidad. Los últimos 4 años he sido vocal vecina de Ahora Madrid en la Junta Municipal de Moratalaz. Actualmente, participo en la Plataforma por la Escuela Pública y en la asamblea del 8M de mi barrio. También milito en el colectivo juvenil Moratalaz Despierta.

MOTIVACIÓN

Jamás he sido capaz de mantener una actitud pasiva o derrotista en momentos en los que la situación se muestra cuesta arriba. Es por ello por lo que he tomado la decisión de participar en este proceso de primarias, un proceso democrático en el que creo que entre todas aún podemos hacer de la institución una de las herramientas de cambio que pongan el foco en los verdaderos problemas de las mayorías populares. Siempre he creído en el municipalismo como la forma de conectar la política con las necesidades concretas de su correspondiente ámbito. En base a ello, actualmente milito en mi barrio en la Plataforma por la Escuela Pública, donde seguimos luchando contra la privatización de la enseñanza y la precarización del sector público, y en el colectivo juvenil Moratalaz Despierta, en el que hemos ido creando una red de colaboración con diferentes Asambleas de los barrios de Madrid. A través de este colectivo he participado en diferentes movimientos encaminados a cambiar el modelo de ciudad. Así, la lucha contra la gentrificación, contra la presencia de casas de apuestas en los barrios de nuestra ciudad y el trabajo encaminado en tejer redes de solidaridad en Moratalaz, son algunas de mis actuales prioridades. Considero que el movimiento feminista es el gran motor de la movilización social. Por eso, junto con otras compañeras del barrio, puse mi granito de arena con la puesta en marcha de la Asamblea del 8M en Moratalaz. Nno soy de no reaccionar ante situaciones críticas tales como las que puede sufrir Madrid si dejamos pasar a quienes hicieron de nuestra ciudad la capital de la desigualdad. Así que doy un paso al frente para poner Madrid en Pie.