BIOGRAFÍA

Nací en 1977 en Lima (Perú) y llegué a España a mediados de los noventa. Ser una inmigrante sin papeles atravesó mi vida en muchos aspectos y sigo convencida de que el racismo y la xenofobia están presentes, lamentablemente, en nuestras sociedades; también en las instituciones. Soy Licenciada en Historia del Arte y Documentación por la Universidad Complutense de Madrid. Soy funcionaria de carrera de la Universidad Complutense, donde he ejercido como bibliotecaria. Soy militante de Anticapitalistas y he sido delegada sindical de CCOO en la UCM. Como miembro de la Asociación Escritores por el Sáhara-Bubisher, he trabajado en los campamentos de refugiados poniendo en marcha varias bibliotecas. He participado activamente en Ganemos. En mi barrio, Vallecas, he trabajado en la Plataforma por la libertad de Alfon, así como en otros colectivos sociales.

En los últimos años, he sido concejala de gobierno en el Ayuntamiento de Madrid por Ahora Madrid de los distritos de Arganzuela y Usera.

MOTIVACIÓN

Me presento a estas primarias para encabezar la lista de Madrid En Pie-Municipalista porque creo firmemente en este proyecto. Una confluencia entre espacios políticos diversos, capaces de colaborar y poner en marcha un proceso abierto, democrático y comprometido con un programa de transformación radical para nuestra ciudad y nuestros barrios. Una candidatura que cree que no es posible gobernar para todos y satisfacer los intereses de todo el mundo al mismo tiempo. En nuestra ciudad y nuestros barrios existen enormes desigualdades fruto del capitalismo, el patriarcado y el racismo. No se puede gobernar al mismo tiempo para el BBVA y para los y las de abajo.

Creo que el proyecto que iniciamos con Ahora Madrid no ha respondido a las expectativas. Hemos aprendido de los errores (el personalismo, la falta de compromiso con el programa…). Por eso, necesitamos retomar el impulso para poner en pie al Madrid rebelde, al Madrid de las trabajadoras, al Madrid de los movimientos, del feminismo y del ecologismo y para someter los grandes poderes económicos y financieros. Necesitamos un proyecto democrático y ambicioso para detener las grandes operaciones inmobiliarias especulativas, para frenar la burbuja inmobiliaria en nuestros barrios, para remunicipalizar los servicios públicos y que estén bajo gestión directa y social, para auditar las deudas y para construir un Madrid de justicia social, de libertad y autogestión. El Madrid antifascista, de las luchas sociales por lo público y el Madrid del feminismo anticapitalista va a tener voz estas elecciones. Vamos, ¡que estamos en pie!