Soy arquitecto, titulado en la E.T.S de Arquitectura de Madrid en la especialidad de Urbanismo. Al mismo tiempo realicé los estudios de cinematografía en la Escuela Oficial de Cine en la especialidad de cámara. Cursé estudios superiores en Estocolmo (Suecia) y terminé los estudios de Filosofía y Letras en la rama de Geografía Urbana. He sido Profesor de urbanismo en la Escuela Superior de Arquitectura de Las Palmas (1972-1980) en una época a caballo entre la clandestinidad del Partido comunista, al que pertenecí, y su legalización.Dirigí el equipo de Urbanismo de la Diputación Provincial de Madrid (1983) y saqué las oposiciones para arquitecto de la Comunidad de Madrid. Obtuve el cargo de Jefe de Medio Ambiente implantando la recogida selectiva del vidrio, el primer vertedero controlado de residuos industriales en España y los Programas Coordinados de Actuación de residuos sólidos urbanos e industriales de la Comunidad. He trabajado como arquitecto urbanista, en medio ambiente, en rehabilitación de viviendas y en patrimonio artístico, llegando a poseer una sólida experiencia que me ha permitido dedicar parte de mi tiempo a la investigación con el resultado de varios libros escritos.

MOTIVACIÓN

Durante casi 40 años soporté la dictadura franquista, que se nos hacía eterna. En esta primera etapa pertenecí al partido comunista, única manera posible de luchar en la clandestinidad por un cambio.

Con la llegada del cambio y la esperanza de tiempos diferentes, salí del partido comunista. Mi ayuda a la sociedad transcurriría por otros senderos: Trabajé por el municipalismo y contra del centralismo (a), por una ciudad más humana, por un medio ambiente mejor (b), en la enseñanza (c) y ayudando al desarrollo socio-cultural de otros países (d). Segunda etapa, de aprendizaje, en la que nunca dejé mi lucha por la justicia social. La tercera etapa, probablemente el último tercio de mi existencia, la estoy dedicando de nuevo y quiero seguir en ello, a la lucha por el cambio y su consolidación, en circunstancias diferentes a la primera y no es necesario que señale la situación actual de nuestra país, de nuestra ciudad y de nuestro entorno. He aprendido sobre el funcionamiento del territorio, conozco los mecanismos y defectos de la administración local, soy experto en residuos urbanos y considero, sin ninguna modestia, que cuento con la experiencia y conocimientos necesarios para colaborar en la causa que actualmente considero más justa. Por eso me presento como candidato.